FIN DE SEMANA DEL FERIADO DEL 17 DE AGOSTO ÉXITO TURÍSTICO CLÁSICO EN COLÓN

Como viene sucediendo en los últimos años, el fin de semana del feriado del 17 de agosto, resulta ser uno de los más convocantes en materia turística para la ciudad de Colón. Durante este domingo, donde se produjo el pico de visitantes, los alojamientos presentaron un 95% de ocupación general, contabilizando todos los rubros.

Sencillo era vislumbrar estos porcentajes teniendo en cuenta la gran cantidad de tránsito que se presentó durante estos días en los diferentes sectores de la ciudad, no solo en el radio céntrico y de la costanera, sino que en todos sus barrios. Para estacionar había que salir varias cuadras afuera de las tradicionales, 12 de Abril, San Martín y Urquiza, y encontrar un lugar libre para dejar el auto. Las casas de comidas, reataurantes, pizzerías, cantinas se vieron desbordadas de turistas que se acercaban a los locales en busca de una mesa para sentarse a cenar o almorzar; muchos negocios llenos de gente, buscando tal vez un producto regional, una artesanía, una vestimenta, un souvenir o sencillamente un helado para disfrutar.

Miles de visitantes, en el complejo de termas, sobre todo este domingo donde febo asomó, y después de las precipitaciones del sábado se prestó a obsequiarnos una espectacular jornada, para quienes quisieron divertirse en los toboganes del parque acuático, en las piletas recreativas y de descanso, o a los más remolones que solo se sentaron en un sillón del hermoso parquizado.
Las zonas balnearias también
sirvieron para aquellos que deseosos de sol y el fresco aire del río, pasaron el día improvisando un almuerzo, prendiendo un fuego para hacer un asado o simplemente el acompañamiento de un buen mate, mientras los más chicos jugaban a la pelota, remontaban un barrilete o armaban un castillo de arena.

Los más aventureros, se embarcaron a conocer el Parque Nacional El Palmar, que mostró un incesante flujo de visitantes que ávidos de naturaleza recorrieron los diversos senderos, se animaron a cabalgar o embarcarse en un kayak.

También estuvieron aquellos que viajaron al pasado, y se embarcaron en la historia a través de experimentar una teatralizada del museo del Molino Forclaz, y se emocionaron al conocer la historia de los abuelos gringos que fundaron las colonias de esta hermosa región.

No faltaron los golosos, que recorrieron los sabores del Mapa de sabores de Colón, disfrutando de la variedad de platas que la gastronomía de la localidad ofrece, no solo en su amplia oferta de restaurantes, sino también de los sabores de los regionales, chacinados, alfajores y dulces que se producen en estas tierras.

Hacia el oeste de la ciudad, fueron los buscadores del Merlot de las Bodegas Vulliez, que recibidos por sus propios dueños se interiorizaron sobre la historia roja del vino tinto en estos lares del litoral argentino, degustando la excelencias de las uvas colonense.

Como actividades que sumaron a las propuestas ofrecidas al turista, se puede hacer mención al Encuentro de Kayak, las obras artísticas del teatro centenario y del salón Piedra Mora, los festejos del Día del Niño en calle 12 de abril y el Parque Quirós, la propuesta artesanal del Paseo del Sol, los espectáculos folclóricos de las peñas, entre otras tantas iniciativas que se brindaron para la elección del visitante.

En fin, un excelente fin de semana turístico en Colón, que gracias al trabajo de toda su comunidad, hace que año a año. Temporada a temporada, el turista vuelva a elegir esta localidad como su destino de descanso.